Ir al contenido principal

Una meta, un camino


Un día las cosas parecían haber cambiado. Esta vez su mirada frente a la misma situación por la que había pasado durante la mayoría de su vida era diferente. Y lo sentía así porque por primera vez estaba enfrentando la realidad con la certeza de que había un cambio posible. Con la convicción de que podía mejorar. Una charla con alguien a quien quiere muchísimo, le había revelado la verdad. Y cuando se levantó la mañana siguiente, con todas la ideas dando vuelta de la noche anterior, con algunas cosas que ordenar, se dispuso a comenzar con lo que sabía que hace tiempo tenía que hacer. Había que empezar por algún lado, y lo mejor es hacerlo con las prioridades que siempre postergamos por diferentes motivos. El siempre supo como debía encarar el tema, pero hasta ahora le habían faltado las fuerzas y las ganas. Pero desde hace poco tiempo todo es real.
Todo aquello lo entusiasmaba, le daba ánimo todos los días. Porque se había fijado una meta. Se proponía llegar a cumplir un sueño. A largo plazo reconocía para si mismo cuando pensaba profundamente en ello. Sin embargo en el camino, si bien no todo era fácil y debía esquivar y hasta saltar enormes piedras que se le presentaban al paso, sabía que debía tener cuidado. Podría caerse, como siempre pasa, pero no podía bajo ningún punto de vista quedar abatido en el suelo. Porque de esa manera estaría tristemente renunciando a su sueño, dejando de creer. Y eso no era algo a lo que estuviera dispuesto.

A el le encantaría agradecerte por estar siempre incondicionalmente, por escucharlo como lo hacés, por ser una parte muy importante en su vida y porque indudablemente formás parte de este texto.

Los invito a hacer un clic en la foto, agrandarla y pensar en esa meta a la que quieren llegar, como lo hice yo y por todo lo que esta foto me transmitió para subirla acá.

Comentarios

Anónimo dijo…
me gusta saber que aun queda gente que valora pequeños detalles, como una "insignificante" charla. que agradece, que apoya.
confio en que todo lo que escribiste.. se convierte en realidad con cada actitud tuya. es TU camino, TU META.. y si bien da miedo, (porque es desconocido...y corremos riesgo de frustrarnos) se que tenes TODO lo que hay tener para llegar. CREO EN ESO

TE ADORO CON TODA MI CAPACIDAD DE ADORAR. SOS UN GRAN AMIGO, Y SI NECESITAS APOYO EN ESTE CAMINO,AHI ESTARE.

antes de irme al pasto.. me voy retirando! AGRADECIDA!! MUY!
Anónimo dijo…
Fuerza Fede!! Constancia sobre todo, porque a veces parece que ya estamos llegando y ahí la meta vuelve a alejarse. Sé que podés y que podés todo lo que te propongas en la vida.
Te quiero más que mucho.
Pato
SEÑOR ESCLAVO dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Entradas más populares de este blog

Calor familiar... ese que no se compara con nada

Llegaron!!! Y todo ese amor se conjugó en dos abrazos tan cortos, pero interminables, tan necesarios, tan lindos, esa es la palabra lindos, no puedo explicar la sensación que sentí cuando los vi, fue tanto en tan pocos segundos, todavía no lo puedo creer, no caigo, se acabó la espera, no pasaba más. No hicieron más que recordarme a los viejos tiempos, a nuestros abrazos, aquellos que tanto necesitaba y tenía tan lejanos. Ese calor tan fuerte, familiar, que tanto busqué y añoré.
Tres años sin vernos la puta madre, como pasa el tiempo, y pensar que siento que hace una década que no nos veíamos, por la lejanía por tantas cosas que tenía sólo guardadas dentro mío. Y hoy que bien se siente volver a tenerlos con nosotros aunque no sea más que por un mes, tiempo que pasa volando, en el que me gustaría hacer miles de cosas, todas esas que estuve pensando antes de que vinieran, todas esas que me gustaría volver a compartir y ser un ratito los que éramos antes. Junto a ustedes, las dos personi…

Cielo estrellado

Miré al cielo y había miles de estrellas, casi las tenía a centímetros de la cara pero no podía verte. Me refregué los ojos con las dos manos para ver si mi vista me engañaba pero nada, e intenté de nuevo, y nada, entonces empecé a entristecerme. Siempre que te buscaba ahí aunque estuviéramos cerca o lejos te encontraba, porque para mí siempre brillaste con una luz diferente, una luz mucho más fuerte que las demás estrellas, las que te acompañaban, eso te hacía única y fácilmente identificable. Yo solamente miraba para nuestro lugar, por cierto, tu lugar, del que me dejaste formar parte, y sabía donde encontrarte. Pero esta vez, no había dudas, no estabas ahí. Seguramente si le preguntara a la gente, más de uno me diría que te vieron volar en un destello luminoso, atravesando la atmósfera, lo que otros llamarían estrella fugaz. Sin embargo yo prefiero tal vez, pensar que estás en otra galaxia, que otros firmamentos y quien sabe, porque no, otros ojos disfrutan de tu luz, radiante, ple…

No puedo dejar de pensar en vos...

No puedo dejar de pensar en vos y en todo lo que te está pasando. De un mes para otro las cosas cambiaron y con ellas tu vida, tu persona, tu forma de actuar. En que momento dejaste de cuidarte, de quererte y sentiste que de a poco todo perdía su sentido. En que momento que antes no me di cuenta, que pensaba que no todo era tan grave, que sólo el último tiempo que nos vimos o charlamos supe que de verdad lo era. Qué mal me pone no poder hacer nada, no saber donde estás, cómo estás, no poder darte alguna palabra de aliento, no poder escucharte y contenerte. Aunque de todos modos no estaría preparado para hacerlo, pero te quiero y me encantaría poder estar al lado tuyo. Pero también sé que es una etapa dura, que tenés que pasar, de la que si Dios quiere vas a salir bien, para poder mirar atrás y ya recuperada.
Te repito, te quiero mucho, hace fuerza, que nosotros también la hacemos por vos!!
Un abrazo y un beso fuertes y tan cálidos como esos que siempre nos dábamos. Hasta la vuelta.