Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2008

Alguna vez pasaste por ahí...

Por mi corazón. Y fuiste importante, o lo más importante. Pero hoy me doy cuenta que ya no, que dejás de a poco de formar parte de ese primer plano, aunque no de mi vida. Las cosas están dadas de ésta manera. Las cartas ya fueron presentadas sobre la mesa y el resultado es este. No se pueden hacer trucos, trampas, o pensar en alguna estrategia. No se puede ser más de lo que se es, ni más de lo que se fue. Y fui muchas cosas. Fui estratega pensando en miles de maneras para conquistarte, fui mago ilusionándote con un escenario que a veces yo peleaba conmigo por sostener. Perfeccionando el arte del ilusionismo, montando grandes espectáculos y haciendo magia para que no terminara la función. También fui un piromaníaco, alimentando una llama que siempre estuvo a punto de apagarse. Fui un mentiroso y caí en mi propia red, fui un iluso, que intentaba salir ileso y también no lastimarte. Fui como soy cuando amo a alguien como lo hice con vos.
Y de a poco también veo las cosas diferentes, trato…

Escuchándonos...

Sólo quería que me escucharas, que nos escucháramos, bueno un poco y poco. Si era eso lo que necesitaba hace ya mucho tiempo. No recuerdo cuando fue la última vez que nos sentamos a saber y ponernos al tanto de lo que le pasaba al otro. Pero sé muy bien porque no lo hacíamos, y paradójicamente era por falta de tiempo. Siempre teníamos cosas que hacer, o veníamos cansados, o no era el momento. Había algo más importante o lo nuestro no era tan importante. Y cada uno con sus cosas, en su mundo, con sus problemas. Y sin que nos diéramos cuenta, el silencio fue ganando espacio, de a poco. Mirando la televisión, o leyendo el diario, o sin intercambiar palabra en el desayuno, o lo que es peor sin que hubiera desayuno.
Y me senté en algún lugar, no sé donde, a pensar como podía habernos pasado a nosotros, con la comunicación que tuvimos toda la vida. Con lo que nos entendimos, porque no me digan que es parte del crecimiento, porque una cosa, no tiene que ver con la otra. Miraba hacia el pasad…