Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2006

Cambios

Y de pronto del caos conseguimos pasar a un gran estado de calma, que sentimos haber conseguido con el sudor de nuestra frente. Comienzan a modificarse algunas cosas, a aclararse ciertos panoramas. Y de repente logramos metas que creíamos imposibles. Y surgen sensaciones, emociones, y miramos para atrás a un pasado reciente con la frente en alto. Inevitables son los balances, y más a esta altura del año. Que podríamos haber hecho mejor, en que fallamos, y que haremos para cambiar y superarnos. Porque creo que de eso se trata, de buscar la mejoría todos los días. Afianzarnos, fortalecernos, perfeccionarnos, y no sólo en lo profesional o en nuestra carrera. Sino sentirse completo, en armonía con uno mismo y en la relación con los demás. Sin duda, siempre tendremos algo para reprocharnos, o quizás otros lo harán, es así, de las caídas se aprende. Y por fin erguidos ante la vida, mirar hacia delante, sin detenernos, aprendiendo a cada paso.

Que noche en Acquaaa!!

Que noche la de anochee!! Por Dios que manera de pasarla bien. Y si gracias a vos mechi, y a vos lau por invitarme. Gracias la gente nutrición también por hacerlo, destacable la manera en la que bailamos por cierto. Mechi nena increíbles las pilas que tenés, no paramos de bailar un minutoo!!. Gente de medicina a todos gracias por la buena onda como sieempre!! Cami gracias por venir, por bancarme, por tu presencia y tus pilas como nunca!! Sabés que es más que valorable para mi. Increíble la diversidad de nacionalidades anochee!!, y todas confluyendo en solo lugar: alemanes/as, yankees, brasileñas. Muy bueeno!! En fin estuvo increíble, hay que repetirlo, gracias a todos de nuevo.

A una isla

A una isla, solo, en el medio de la nada. Dónde tuviera que pasar hambre, o tener que ponerme a buscar mi propio alimento para poder sobrevivir. Sin nada estipulado, sin mochila de viaje, sólo conmigo. Con tiempo para pensar, reflexionar y tratar de encontrarme para poder saber quien soy. Saber que quiero, para poder entender a donde es que quiero ir. Sólo yo y sin nadie más. Nadie que me busque, nadie que sepa mi nombre, nadie que se queje por las cosas que hago, o me halague por lo bien que las hice. Nadie que considere que tenía que decirme o callarse tal o cual cosa por creer que yo estaría mejor o peor. Solamente yo y nadie más. Sin responsabilidades que cumplir, ni deudas que saldar, ni cuentas que pagar. Sin cosas que estudiar, ni trabajos que entregar. Sin tener que cumplir horarios. Levantándome cuando mi cuerpo decida que es necesario dejar de dormir y acostándome a la hora que me sienta rendido. Con la completa autonomía de hacer lo que sienta correcto, sin rendir cuentas, …