Ir al contenido principal

Una desconexión hacia la conexión

Fui al Tigre al final como quería. Había hablado con mamá y Rubén el domingo para ir los tres juntos pero al final por un tema de plata decidieron quedarse. Así que me fui solo a desconectarme y a conseguir mis plantitas como lo había planeado desde un principio. La verdad es que me sentí bien, busqué sensaciones, sentí la naturaleza, el viento en la cara, el sonido y la frescura del agua del río, tuve los cinco sentidos alerta para no perderme nada. Esos eran los momentos que había ido a buscar. Y logré en parte lo que quería. No era lo que tenía pensado, en referencia a la cantidad de gente que había y el ruido. Más bien quería algo tranquilo, verde, viento, pájaros, armonía interior y escucharme. Sólo ocurrió en ocasiones durante el paseo en lancha y cuando me acerqué un momento a orillas del río y escuchaba la banda de jazz y me sentía en algún clásico bar de algún pueblo alejado de la urbe de los Estados Unidos y sin conocerlo, como si estuviera participando de alguna película. Por un instante me fui en cuerpo y alma de donde estaba parado, mientras miraba a algún punto perdido del Delta del Tigre.
Mientras recorría el Puerto de Frutos pensé en que era una pena que no hubieran querido venir, que era algo que hubiera sido lindo compartir, mientras reparaba en el murmullo a mi alrededor, tanta gente, en familia, novios, con amigos o solos, pero con alguien en su mayoría para poder hablar y decirle lo que a uno se le pasaba por la cabeza. Sin embargo me sentía bien por haber cumplido con la promesa que me había hecho. Pensé también que sería increíble poder hacer una escapada algunos fines de semana, aunque sea una vez cada quince días a algún lugar de ese estilo, donde pueda perderme y encontrarme, desconectarme.

Comentarios

Jesy dijo…
Ay, nene!!!
Vos sí que sos escritor!!
La verdad es que tenés razon, hay momentos en los que no hay nada mas lindo que perderse para volver a encontrarse! A ver cuando publicamos un libro!
Besotes, q andes re bien! Voy a seguir leyendo!!
Jesy
*vale* dijo…
sisis las vi son muyy lindas
pero dsp no escribist mas!!=(

BesoteS
sofi dijo…
holas.. llego la alegria a este fotolog... o como se llame ja ja ja bueno nene... la verdad q nose todavia, no me entra en la cabeza como me reconociste en mardel... entre nose cuantas personas jajaja y bueno ademas.... te cuento q estoy a full con los parciales pero ya vamos a arreglar para salir, y sabes q te tengo q presentar a una persona jajaja q le caiste muy bien... ahhh otra cosa, este año te vas a mardel?? o por dnd vas a estar? yo me voy a mardel la segunda quincena de enero asi q bueno avisas tenes mi cel tambien eh besotes y te dejo mi fotolog por mas q no puedas firmar asi te mantenes en contacto jajaja www.fotolog.com/olala_kglamm besotes "sofi" y porque no "gaby" jajajajaj suerte en lo q keda del año y nos hablamos ...

Entradas más populares de este blog

No puedo dejar de pensar en vos...

No puedo dejar de pensar en vos y en todo lo que te está pasando. De un mes para otro las cosas cambiaron y con ellas tu vida, tu persona, tu forma de actuar. En que momento dejaste de cuidarte, de quererte y sentiste que de a poco todo perdía su sentido. En que momento que antes no me di cuenta, que pensaba que no todo era tan grave, que sólo el último tiempo que nos vimos o charlamos supe que de verdad lo era. Qué mal me pone no poder hacer nada, no saber donde estás, cómo estás, no poder darte alguna palabra de aliento, no poder escucharte y contenerte. Aunque de todos modos no estaría preparado para hacerlo, pero te quiero y me encantaría poder estar al lado tuyo. Pero también sé que es una etapa dura, que tenés que pasar, de la que si Dios quiere vas a salir bien, para poder mirar atrás y ya recuperada.
Te repito, te quiero mucho, hace fuerza, que nosotros también la hacemos por vos!!
Un abrazo y un beso fuertes y tan cálidos como esos que siempre nos dábamos. Hasta la vuelta.

Calor familiar... ese que no se compara con nada

Llegaron!!! Y todo ese amor se conjugó en dos abrazos tan cortos, pero interminables, tan necesarios, tan lindos, esa es la palabra lindos, no puedo explicar la sensación que sentí cuando los vi, fue tanto en tan pocos segundos, todavía no lo puedo creer, no caigo, se acabó la espera, no pasaba más. No hicieron más que recordarme a los viejos tiempos, a nuestros abrazos, aquellos que tanto necesitaba y tenía tan lejanos. Ese calor tan fuerte, familiar, que tanto busqué y añoré.
Tres años sin vernos la puta madre, como pasa el tiempo, y pensar que siento que hace una década que no nos veíamos, por la lejanía por tantas cosas que tenía sólo guardadas dentro mío. Y hoy que bien se siente volver a tenerlos con nosotros aunque no sea más que por un mes, tiempo que pasa volando, en el que me gustaría hacer miles de cosas, todas esas que estuve pensando antes de que vinieran, todas esas que me gustaría volver a compartir y ser un ratito los que éramos antes. Junto a ustedes, las dos personi…

Cielo estrellado

Miré al cielo y había miles de estrellas, casi las tenía a centímetros de la cara pero no podía verte. Me refregué los ojos con las dos manos para ver si mi vista me engañaba pero nada, e intenté de nuevo, y nada, entonces empecé a entristecerme. Siempre que te buscaba ahí aunque estuviéramos cerca o lejos te encontraba, porque para mí siempre brillaste con una luz diferente, una luz mucho más fuerte que las demás estrellas, las que te acompañaban, eso te hacía única y fácilmente identificable. Yo solamente miraba para nuestro lugar, por cierto, tu lugar, del que me dejaste formar parte, y sabía donde encontrarte. Pero esta vez, no había dudas, no estabas ahí. Seguramente si le preguntara a la gente, más de uno me diría que te vieron volar en un destello luminoso, atravesando la atmósfera, lo que otros llamarían estrella fugaz. Sin embargo yo prefiero tal vez, pensar que estás en otra galaxia, que otros firmamentos y quien sabe, porque no, otros ojos disfrutan de tu luz, radiante, ple…